EL AZUL EN GANDIABLASCO

El azul es arquitectura y es naturaleza, es hielo y es Islandia. El azul relaja, nos refresca y envuelve. También representa el misterio del crepúsculo, de las profundidades marinas. Es el momento antes de que oscurezca, ese momento efímero en el que desearías que el tiempo se detuviera. También es el mediterráneo condensado en el pigmento azul que usaban los pescadores para pintar las persianas y puertas de sus humildes casas. El azul forma parte de todo, y en las colecciones de GANDIABLASCO no es una excepción.