D-Hotel Maris | CONTRACT

D HOTEL MARIS. Portada

“En pocos años, GANDIABLASCO ha dado un vuelco a este sector
con una forma certera y renovadora de entender ese espacio en el
que la arquitectura se despliega y se extiende al aire libre. Paisajes
amueblados e iluminados desde una óptica rigurosa, esencial, y, al
tiempo festiva, refrescante, nueva.” 80 países 5 continentes.
Soledad Lorenzo

Os invitamos a este viaje a través del Mediterráneo hasta este soleado refugio en Turquía, bañado por el mar Egeo, que descansa en la solitaria costa sur de la isla.

Salimos del Laberinto del Minotauro para encontrar uno de los últimos Proyectos Contract GANDIABLASCO, nuestro Espacio Exterior para el D-Hotel Maris: “un tentador resort situado en la reserva natural virgen rodeada por serradas montañas de roca volcánica y frondosas laderas pobladas por olivos en el interior de la subdesarrollada península de Datca.

Una oportunidad para escapar del estrés diario, practicar deportes de agua en sus 5 playas naturales, como paddleboarding, waterskiing or kayaking; probar el sabor de la cocina mediterránea, japonesa, turca…en distintos restaurantes; disfrutar de la música en directo en el beach club…

Cuna de civilizaciones, donde la Mitología engrandece la vida humana y el Mar Egeo se encuentra con el Mediterráneo…Un oasis de tesoros naturales e historias legendarias de míticos pasados:

Orhaniye “con su enorme banco de arena, donde el hombre realmente puede “andar sobre el agua”, las antigüas casas de piedra, el castillo empleado por Los Caballeros de Rodas y la isla pirata flotando enmedio de la bahía.

A 2 kilómetros de la ancestral Acrópolis, en la montaña, reside el pueblo de Bayir y el ancestral pino de 2300-2500 años de vida.

Hisarönü está solo a 13 km del Hotel D-Maris, “una encantadora aldea que anida a los pies de las montañas y se dispersa en dirección hacia la costa, fundada en los tiempos del sultán Solimán.

Içmeler, “este paraíso de pinos está infundido de la atmósfera del mar mediterráneo y del Egeo y es el escenario de las extraordinarias montañas Taurus.
Comunidad de cultivo de olivos y miel, es el hogar de la mejor planta del mundo para producir oxígeno, que por la playa junto a sus prístinos bosques le ha sido otorgado el distintivo medioambiental de la Bandera Azul.

En la región suroeste de Turquía, cerca del Hotel D-Maris, puedes encontrar un tesoro natural donde conviven multitud de especies y la belleza natural de Akyaka, habitada por diferentes tipos de aves de agua: flamencos, pelícanos, garzas…

El Templo de Afrodita descansa en el ancestral e impresionante asentamiento de Cnido, mientras que el Templo de Apolo se sitúa en el punto más alto, donde puedes disfrutar el atractivo cambio de las estaciones y el reloj de sol que muestra el tiempo en momentos naturales según la luz del día.

¿Y las Musas? “En tiempos pretéritos, Cnido fue una ciudad altamente desarrollada en términos de ciencia, arquitectura y arte: un Odeón, el Ágora, el Teatro, el templo de Dioniso, pero también el Templo de las Musas…la reconocida estatua del escultor Praxíteles, la Afrodita de Cnido, fue creada para esta memorable ciudad.”

Una experiencia increíble a través de prístinas bahías, cuevas, piedras legendarias, herencias, paraísos naturales, mitología…un encuentro con las antípodas del auténtico Mediterráneo.

Os invitamos a visitar algunos de los lugares más especiales a través de los Proyectos Contract GANDIABLASCO.