Behind the scenes con Luca Nichetto

Nueva colección de GANDIABLASCO coming soon

Con un papel destacado en el panorama del diseño industrial internacional y a caballo entre su Italia natal y Estocolmo, donde reside, Luca Nichetto posee una particular visión de su oficio. Curioso y con un fuerte interés por los procesos, tanto industriales como artesanales, se halla en un momento especialmente prolífico, tanto en alianzas con grandes marcas como en reconocimientos.

Su primera colaboración con GANDIABLASCO, que verá la luz en los próximos meses, es una serie de elementos que combinan hábilmente forma y función y reinterpretan, con un enfoque contemporáneo, nuestra esencia. Líneas sobrias y minimalistas desafían los límites entre exterior e interior y dibujan las elegantes estructuras de aluminio de las distintas piezas de la colección de exterior, que pueden combinarse y generar infinitas configuraciones. Hay un detalle que salta a la vista: las patas en cruz guardan un gran parecido con las de los clásicos asientos de oficina.

¿De dónde viene tu inspiración?

Puede venir de cosas muy distintas: de un libro, una película o incluso observar a la gente en la calle y ver cómo se comporta. Para mí la inspiración está en todas partes; todas las cosas que nos rodean tienen un valor único.

¿Cómo se combinan en tu trabajo el diseño italiano y el escandinavo?

Trabajando en los países escandinavos aprendí y me impregné de una realidad que ha influenciado mi trabajo. Mientras en el diseño italiano la belleza busca ser única, icónica, el diseño escandinavo se centra mucho más en la funcionalidad, habitando el entorno de manera distinta. Así que, cuando trabajo en cualquier proyecto, intento considerar y mezclar estos dos puntos de vista y dar lo mejor de mí.

¿Qué importancia crees que han tomado los espacios exteriores?

Las fronteras entre interior y exterior están mucho más difuminadas que en el pasado, y nosotros queríamos crear algo muy ligado a los nuevos estilos de vida, que pudiera funcionar en una villa pero también en un hotel, e incluso en un espacio como el Soho House de Nueva York. Así que, realmente, la motivación fue crear un concepto que pudiera funcionar en situaciones distintas y en todo tipo de exteriores, espacios que hoy adquieren una especial relevancia.

¿Cómo surgió la oportunidad de desarrollar una colaboración con nosotros?

El año pasado conocí a Sergio Pastor Francés, director general de GANDIABLASCO, quien me habló de la posibilidad de colaborar en una nueva colección y acepté la oportunidad que me brindó.

¿Qué te inspiramos?

Siempre he admirado el trabajo y el lenguaje estético que os caracterizan. Por eso, cuando se presentó la ocasión de trabajar con ellos, supe que sería una buena e interesante oportunidad para mí.

¿Qué nos puedes adelantar de la colección diseñada para GANDIABLASCO?

Mi inspiración fue conectar la idea de hacer un sofá modular y permitir que éste se fuera desarrollando de forma flexible. La idea principal surgió al observar cómo está cambiando el mercado del mobiliario al aire libre y cómo las personas usan muebles de exterior, tratando de entender a la vez las ideas centrales de GANDIABLASCO y el trabajo que se hace en la compañía. Es una colección que, además de estar pensada para exteriores, encaja fácilmente con la decoración de interiores.

En tus creaciones se percibe una gran sensibilidad, así como la voluntad de generar emociones y comunicar ideas. ¿Qué quieres provocar en el usuario con esta colección?

Una fuerte empatía con el producto que diseño, ya que es la emoción más bonita para mí.

¿Qué paleta de color has utilizado para reflejar tu estilo en esta colección?

Los tonos que he elegido para mi trabajo están relacionados con la gama de colores que GANDIABLASCO ha utilizado en sus últimas colecciones. Queremos crear algo cálido y sofisticado pero que también conecte fácilmente con el consumidor final.

¿Cómo te sientes en general sobre cómo evoluciona la colección?

Estoy muy feliz con la primera etapa de creación de prototipos y disfrutando mucho trabajando con vosotros, sobre todo por la alta calidad en sus procesos industriales de producción. Como diseñador, soy un poco de la vieja escuela. Me gusta que en esta colección se puedan percibir características tanto de la identidad de GANDIABLASCO como mías: esto hace que el resultado sea especial. Vamos en la buena dirección y me siento muy agradecido a vosotros por estar haciéndolo realidad.

Luca Nichetto
Nació en 1976 en Venecia. Estudió en el Istituto statale d’arte de la ciudad antes de formarse en diseño industrial en la Università Iuav di Venezia, donde se graduó en 1998.
En 1999 Nichetto comenzó su carrera profesional con el fabricante de vidrio Salviati, con sede en Murano, y luego trabajó como diseñador de productos y consultor para la empresa de iluminación Foscarini. En 2006 fundó su propio estudio en Venecia. En 2011 se mudó a Estocolmo, Suecia, para abrir un segundo estudio y hoy sigue viviendo y trabajando en esta ciudad.

A lo largo de su carrera, Nichetto ha trabajado como director de arte para muchas marcas de diseño internacionales y ha desarrollado un profundo conocimiento de la industria del diseño. Ha impartido conferencias y dirigido talleres en varias universidades, también como profesor de diseño en la Università Iuav di Venezia, y ha formado parte del jurado en diversos concursos internacionales de diseño.

El trabajo de Nichetto se ha exhibido en todo el mundo y ha sido objeto de retrospectivas en ciudades como Venecia, Londres, París y Estocolmo. Ha recibido numerosos premios internacionales de diseño por sus innovadores conceptos de diseño, que abarcan productos, muebles y accesorios, además de proyectos de arquitectura y diseño de exposiciones.